¿Cómo mejorar la imagen corporativa de una empresa?

¿Cómo mejorar la imagen corporativa de una empresa?

La imagen corporativa de una empresa es la imagen que el público tiene de esa entidad. Por un lado, son las ideas, sensaciones y prejuicios que tenemos antes de conocer los servicios o productos de una marca. Por otro: las experiencias y juicios que adquirimos después de conocerlos.

Una imagen corporativa bien construida y trabajada coherentemente, aporta beneficios como, por ejemplo:

  1. Promueve la identificación del cliente con los productos o servicios
  2. Aumenta y fortalece el valor de la marca.
  3. Ayuda a crear alianzas o colaboraciones.
  4. Brinda credibilidad.
  5. Atrae al talento, a profesionales quieran trabajar para la marca.
  6. Es un valor diferencial frente a los competidores.

Consejos para mejorar la imagen corporativa

  1. Protege tu nombre. Es recomendable que adquieras los dominios (.com, .es, .net, .cat…) el que tu cliente potencial use más a menudo y que el resto lo redirijas a tu dominio principal.
  2. Es necesario que vigiles la experiencia que los clientes tienen con tu negocio. Con encuestas de satisfacción, entrevistas, revisando estadísticas… Es importante ser agradecido, interactuar con el cliente y actuar en consecuencia de quejas, criticas y problemas.
  3. Es importante demostrar que puedes ser un líder de opinión en tu sector. Crea contenidos que estén al margen de la venta: blog, ebooks, guías, etc. No vendas, sólo informa, se útil.
  4. Publicita tu marca. Destaca las virtudes y valores de tu empresa, en campañas de internet.
  5. Invierte en posicionamiento. Lo cierto es que, si no estás en los primeros resultados de una búsqueda de Google, no existes.
  6. Usa las redes sociales para potenciar la imagen de marca en internet. Las redes sociales significan eso, ser sociable. Crear perfiles corporativos tiene una doble funcionalidad: sirve para demostrar al público que existes y te mantienes al día; y es un excelente canal de contacto bilateral con tus clientes, conocer sus opiniones y sus problemas. Las publicaciones en redes sociales ayudan a los clientes a recordar tu presencia.
  7. Diseña una web ‘amigable’. Cuida el diseño de tu portal web, considera tu página como un local, la tienda física donde recibes a tus clientes, los atiendes, muestras tus productos y efectúas tus ventas. Procura desarrollar un sitio web de fácil acceso, intuitivo y atractivo.
  8. Mantener la coherencia en todas las comunicaciones. En redes sociales, emails, blogs o youtube, es fundamental mantener el mismo estilo en las comunicaciones, tanto en la forma como en el fondo, pues es lo que nos ayudará a definir lo que percibe nuestro público objetivo.
  9. Cuenta historias. Una buena historia genera emociones y se retienen en la memoria. Los profesionales del marketing persiguen encontrar buenas historias para las campañas. Se debe contar no sólo con la historia de la propia marca, sino también de los consumidores con el objetivo de que se sientan identificados y comprometidos.
  10. Humaniza tu marca. A los usuarios nos gusta notar que detrás de una marca hay un equipo humano. Puede demostrar que ese es tu caso hablando sobre él, poniéndole cara mediante fotos, felicitando las fechas señaladas…
  11. Eventos locales. Durante todo el año se celebran multitud de eventos de temáticas muy diversas. Solo presta un poco de atención para detectar con antelación aquellas iniciativas que puedan ser interesantes. Participa en eventos que te aporten valores positivos y aprovecha la afluencia de gente para dar más visibilidad a tu marca. O por el contrario, haga su propio evento. Es la ocasión perfecta para conectar con sus clientes.