Como recuperarse del estrés laboral

Como recuperarse del estrés laboral

Los atletas conocen la importancia de relajar los músculos después de realizar un ejercicio intenso, permitiendo así que el cuerpo pueda descansar y fortalecerse para un nuevo entrenamiento.

¿Los que trabajadores también somos conscientes de este funcionamiento?

Aunque te apasione tu trabajo, por exceso de tareas, por presión para entrar en plazos, por sucesos imprevistos, etc … podemos entrar en una dinámica negativa de sobrecarga.

Estos consejos ayudarán a minimizar el riesgo de padecer este problema:

  • Organiza y limpia tu lugar de trabajo. Acumular cosas dificulta la concentración y provoca que pase de una tarea a otra y sienta que no ha completado nada, lo que sólo le hace sentir más estrés.
  • Busca una opción de ocio entre semana, que te ayude a romper el ciclo trabajo-casa.
  • Busca el aire libre. El ejercicio es una forma de liberar la tensión del cuerpo.
  • Duerme más. Darle a su cuerpo las horas de sueño que necesita es clave para desempeñar bien sus actividades diarias, pero es una de las cosas que más se sacrifican cuando te sientes estresado.
  • Procura establecer horarios para descansar y, durante ese espacio de tiempo, apaga el móvil que usas para trabajar y desconecta tu mente del trabajo. Debe haber una línea muy clara entre el tiempo de trabajo y el tiempo libre.
  • El estrés o los nervios internos pueden hacer que estés más fatigado de lo habitual, por eso, una buena idea es añadir suplementos vitamínicos a tu día a día.
  • Come alimentos más saludables, especialmente frutas y verduras para combatir el agotamiento en curso.

¿Cómo enfrentarse a errores laborales?

¿Cómo enfrentarse a errores laborales?

Por desgracia, todos cometemos errores en el entorno laboral.

Y… por poco que puedas… aléjate de quienes nunca cometan errores.

La mayoría de los errores derivan de no tener la suficiente atención en el trabajo que se está realizando. Esto puede venir de:

  • Estar realizando demasiadas tareas a la vez
  • De un déficit de implicación

La primera tiene una solución fácil. Ser un multitarea es difícil, debemos ser conscientes de nuestras limitaciones y no querer abarcar más de posible. Para la segunda opción, únicamente se requiere motivación por realizar correctamente el trabajo.

Una vez se ha cometido el error, solo hay un camino válido a seguir. Es el siguiente:

  • Establecer cuál ha sido el origen.
  • Buscar las posibles soluciones
  • Probar las soluciones por orden de más eficientes/viables a menos
  • Estandarizar como válida una única solución
  • Crear o modificar el procedimiento de la tarea, para que se disminuya o elimine la posibilidad de error.

Una herramienta que recomiendo utilizar es la siguiente:

https://empreserio.wordpress.com/2016/05/25/pdca-o-ciclo-de-deming/

Lo que no se puede permitir cuando se comete un error es:

  • No reconocerlo -> si no se reconoce, no se puede prevenir
  • No buscar el origen -> Si no buscamos la causa, volverá a suceder
  • Intentar buscar esconderlo lo antes posible -> Un error, tiene utilidad si se trata correctamente.

Un error puede ser una oportunidad de mejora o, por el contrario,  puede ser la primera pieza de un castillo de naipes (de errores sucesivos) que desmotivan, empeoran la calidad del trabajo y provocan perdidas económicas.

Sin duda, nadie quiere equivocarse, pero solo hay una cosa peor y es…. repetir el error.

El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor. Confucio (551 AC-478 AC) Filósofo chino.