El estrés laboral

El estrés laboral

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el estrés como un conjunto de reacciones fisiológicas que preparan al organismo para la acción. ¿El estrés siempre malo?
Pues veamos,


El Estrés laboral positivo
Se refiere a cuando la respuesta de estrés se produce de una forma adaptativa, las consecuencias de tal respuesta no perjudican la salud integral del sujeto y su duración se acopla a la duración del estímulo estresor, por ejemplo, la respuesta de estrés que se desencadena durante el primer día de trabajo es adaptativa (estrés positivo) porque implica estar alerta para atender a los nuevos estímulos (tareas, jefes, compañeros, procedimiento de la empresa, etc.).


Estrés laboral negativo
Cuando la respuesta no es adaptativa, no se reduce con el paso del tiempo y comienza a interferir en la salud del trabajador (aparecen problemas de insomnio, taquicardia, ansiedad, depresión, entre otros) se trataría de un caso de estrés laboral negativo y se debería tomar medidas al respecto
El estrés negativo relacionado con el trabajo se describe como una serie de reacciones físicas y psicológicas que ocurren cuando los trabajadores deben hacer frente a exigencias ocupacionales, que no se corresponden con sus conocimientos, destrezas o habilidades.

¿Qué lo produce?
En general, los estresores laborales serian:

  1. Carga de trabajo. Esto puede incluir trabajar muchas horas, tener poco descansos o manejar una carga de trabajo muy pesada.
  2. Funciones en el trabajo. Puede sentir estrés si no tiene un papel definido en el trabajo, si tiene demasiadas funciones o si tiene que responder a más de una persona.
  3. Condiciones laborales. Un trabajo que es físicamente extenuante o peligroso puede ser estresante. También lo puede ser trabajar en un empleo que lo expone a ruidos fuertes, contaminación o químicos tóxicos. O bien si carece de organización o si tiene políticas que no ayudan a conciliar la vida laboral con la familiar.
  4. Problemas con otras personas. Los problemas con su jefe o sus compañeros de trabajo son fuentes comunes de estrés.
  5. Miedo por su futuro. Usted puede sentir estrés si está preocupado por despidos o si no está avanzando en su carrera.

¿Cómo se puede prevenir o reducir?
Existen muchas maneras en las que puede aprender a manejar el estrés laboral:

  1. Si se está sintiendo estresado o enojado en el trabajo, tómese un descanso. Incluso un descanso breve puede ayudar a refrescar su mente. Dé una caminata breve o coma un refrigerio saludable. Si no puede abandonar su zona de trabajo, cierre los ojos por unos momentos y respire profundamente.
  2. Administre su uso de tecnología. Los teléfonos celulares y el correo electrónico pueden hacer que sea difícil desconectarse del trabajo. Póngase ciertos límites, como apagar sus dispositivos durante la cena o luego de cierta hora de la noche.
  3. Organícese. Comience todos los días por crear una lista de pendientes. Califique estas tareas en orden de importancia y resuélvalas de arriba hacia abajo.
  4. Recuerde las tareas logradas y no en las pendientes, tener presente los objetivos cumplidos, ofrece un nuevo punto de vista.
  5. Haga cosas que disfrute. Reserve un espacio en su semana para hacer cosas que disfruta, ya sea hacer ejercicio, practicar un pasatiempo o ver una película.
  6. Trate de mantener una relación de camaradería e incluso fomentar el vínculo fuera del ámbito laboral.
  7. Intente cuidarse, hacer ejercicio, Llevar una dieta equilibrada, dormir un mínimo de 6 horas.
  8. Reserve uno o dos días a la semana para desconectar totalmente de las tareas rutinarias.

Como recuperarse del estrés laboral

Como recuperarse del estrés laboral

Los atletas conocen la importancia de relajar los músculos después de realizar un ejercicio intenso, permitiendo así que el cuerpo pueda descansar y fortalecerse para un nuevo entrenamiento.

¿Los que trabajadores también somos conscientes de este funcionamiento?

Aunque te apasione tu trabajo, por exceso de tareas, por presión para entrar en plazos, por sucesos imprevistos, etc … podemos entrar en una dinámica negativa de sobrecarga.

Estos consejos ayudarán a minimizar el riesgo de padecer este problema:

  • Organiza y limpia tu lugar de trabajo. Acumular cosas dificulta la concentración y provoca que pase de una tarea a otra y sienta que no ha completado nada, lo que sólo le hace sentir más estrés.
  • Busca una opción de ocio entre semana, que te ayude a romper el ciclo trabajo-casa.
  • Busca el aire libre. El ejercicio es una forma de liberar la tensión del cuerpo.
  • Duerme más. Darle a su cuerpo las horas de sueño que necesita es clave para desempeñar bien sus actividades diarias, pero es una de las cosas que más se sacrifican cuando te sientes estresado.
  • Procura establecer horarios para descansar y, durante ese espacio de tiempo, apaga el móvil que usas para trabajar y desconecta tu mente del trabajo. Debe haber una línea muy clara entre el tiempo de trabajo y el tiempo libre.
  • El estrés o los nervios internos pueden hacer que estés más fatigado de lo habitual, por eso, una buena idea es añadir suplementos vitamínicos a tu día a día.
  • Come alimentos más saludables, especialmente frutas y verduras para combatir el agotamiento en curso.