empreserio.com

empreserio.com

Si quieres acceder a contenido GRATUITO y EXCLUSIVO, además de recibir ideas, trucos, consejos y acceso a los posts de Empreserio sobre Economía, finanzas, mundo de la empresa, gestión de la producción, gestión recursos humanos o sobre mis referentes accede a https://empreserio.com/ e introduce tu email a la zona indicada.

La intensidad en el trabajo.

La intensidad en el trabajo.

Frases como: “para lo que me pagan, mucho que hago”, “ da igual si trabajo más, los otros tampoco se esfuerzan”, “tu no digas nada, pero por hoy, no haré nada más”, “… creo que todos las hemos oído por desgracia, en nuestro entorno laboral.

La intensidad consiste en la velocidad o el ritmo al que se realiza el trabajo y tiene por efecto lograr más unidades de bienes o servicios dentro de un periodo dado; en el ámbito laboral, dentro de la jornada de trabajo establecida.

Y es que estar en el trabajo no es lo mismo que trabajar. No entiendo a la gente que va a medio gas en sus empleos, la intensidad es lo que diferencia al que puede, del que quiere y para mi es la única manera de lograr metas, crecer y avanzar.

Procuraré contar los motivos, por los cuales creo, que siempre se tiene que dar el máximo:

  • ¿Hasta cuándo? Para mi es una pregunta muy importante. Hasta cuando crees que la baja implicación y el bajo rendimiento actual te van a servir para mantener el empleo o las condiciones laborales actuales. Que un trabajador no sea despedido, no significa que la empresa no sepa que está rindiendo por debajo de su nivel, simplemente a veces, por estrategia o situación, no es una prioridad, realizar esta acción.
  • Los resultados acompañan a quienes ponen todas las ganas en lo que hacen. Los que consiguen llegar más lejos en el trabajo, con su empresa, en el deporte o en la vida, son los que viven a diario la experiencia de trabajar al límite de sus fuerzas. La intensidad que le ponemos al trabajo, que no es lo mismo que ser adicto a él. No son las horas trabajadas, sino la dedicación, la fuerza y la pasión que le ponemos lo que define el nivel de resultados que alcanzamos.
  • La satisfacción del trabajo bien hecho. Esa sensación cuando has terminado el cometido, que estimula y reconforta, no tiene precio. Esa pequeña sonrisa de orgullo, ese pensar que al final los resultados serán buenos o malos, pero que lo hiciste lo mejor que pudiste. Y ese tiempo que pasaste absorto en esa tarea, y que disfrutaste como un enano, no te lo podrán quitar jamás.
  • La competencia nos impone cada vez más trabajar con intensidad. El mercado laboral está lleno de gente aguerrida, innovadora, ambiciosa y con hambre de éxito. Trabajar con intensidad es la única manera de brillar, sobresalir, diferenciarnos y, sobre todo, dejar a la competencia atrás. 
  • La energía que genera el trabajo intenso es contagiosa, inspira, motiva y estimula a los demás a dar también lo mejor de sí mismos, creando un círculo virtuoso que le facilita al equipo lograr resultados excepcionales, innovar e incluso transformarse cuando es necesario. 
  • La reputación de un profesional parte del boca a boca que construye su marca y le trae más trabajo y atrae más clientes. Nada impacta más positivamente la marca personal que trabajar con excelencia, generar resultados sobresalientes y agregar valor. Y eso solamente se consigue evitando cualquier esbozo de complacencia o mediocridad. Una persona que trabaja a medias, nunca será un buen candidato, compañero, jefe o emprendedor y aunque cambie de empresa o proyecto, pronto, volverá al mal hábito de no esforzarse, para terminar exactamente, en otro sitio, pero con la misma situación.
  • La responsabilidad de hacer un buen trabajo nos obliga a dejar de lado todo tipo de excusas y apatías que no conducen a nada. ¿Qué pasaría si el resto de empleados tampoco se esforzasen? Si esto pasara, ¿Tendrías empresa donde ir a no dar lo máximo? Piensa en ti, pero también en tus compañeros y en la empresa, solo saldrán todos ganando, con la intensidad adecuada.

Great Place to Work

Great Place to Work

Trabajar es una necesidad, pero no es lo mismo hacerlo en un sitio que en otro. El ambiente y las condiciones que ofrecen ciertas empresas puede marcar la diferencia.

Desde hace más de 35 años, Great Place to Work se encarga de elaborar rankings de las mejores empresas para trabajar.

Antes de continuar, si crees que las mejores empresas para trabajar son las que pagan mejor, estás en un error.

Las organizaciones no se califican como tal por tener ciertas políticas o cumplir requisitos, sino en la percepción, comentarios, opiniones y referencias de los colaboradores hacia sus superiores; es decir, en sus relaciones del día a día.
Hay tres ejes fundamentales para que el trabajador evalúe a su empresa como un excelente lugar para trabajar: confianza, orgullo y relación.

Según sus criterios, los empleados consideran que un gran lugar para trabajar es aquel donde confían en las personas para las que trabajan, sienten orgullo por lo que hacen y disfrutan con la gente con la que trabajan. Simultáneamente, desde el punto de vista del management, un excelente lugar para trabajar es aquel donde se alcanzan los objetivos organizacionales, con personas que entregan lo mejor de sí mismas, trabajando unidos como equipo/familia en un ambiente de confianza. Para construir grandes lugares de trabajo el punto de partida es la Confianza.

Los líderes de muchas empresas del mundo adoptaron este modelo y la metodología como una valiosa forma para medir y crear excelentes lugares de trabajo.

Las empresas que encabezan el ránking 2018, según ha elaborado la consultoría Great Place to Work, son: Vodafone España (en la categoría de más de 1.000 empleados), Mars España (de 500 a 1.000), Cisco Systems (de 250 a 500), Stryker (de 100 a 250) y el Hotel AR Diamante Beach Spa & Convention Centre (de 50 a 100).

Las mejores empresas para trabajar en España en 2018 destacan por diversos aspectos como el hecho de que el 97% de los empleados afirma que son tratados de forma igualitaria sin importar su condición sexual; el 92% asegura recibir un trato justo, independientemente de su género; el 95% de las compañías tienen un código de conducta para combatir la discriminación por sexo, edad, orientación sexual y/o religión y el 86% cuenta con una persona dedicada a velar por la diversidad.
Además, el 89% considera que sus superiores se comportan de una manera ética y honesta al gestionar el negocio; el 82% dispone de premios y prácticas para reconocer los esfuerzos extraordinarios de los empleados; el 77% considera que se le involucra en la toma de decisiones de la compañía; el 72% de las empresas tienen un departamento dedicado a la innovación; el 98% cuenta con horario flexible y el 82% tiene medidas de teletrabajo; el 86% afirma que puede tomarse tiempo libre siempre que lo necesite; el 90% de las compañías ofrece seguro médico a sus empleados y el 78% tiene un sistema retributivo de compensación flexible.

¿Qué ventajas puede ser Great Place To Work?

• Se ha demostrado que un mejor ambiente laborar es igual a una mayor productividad
• Por mucho que los salarios de una empresa san altos, sin sentido adecuado del trabajo no mantendrá a los buenos empleados en la empresa y les resultará difícil captar nuevos buenos talentos
• En la realidad actual se debe estar preparado para cambios y nuevos retos, para afrontarlo hace falta construir un equipo que pueda trabajar más duro.

Lo que se busca entonces en todo modelo de Great Place To Work es una empresa donde se celebren los éxitos entre todos; donde los empleados se sientan importantes y tratados correctamente; una organización donde uno pueda ser uno mismo; tener una buena relación con los jefes y que estos sean competentes, éticos y honestos; por último que sea un lugar que inspire a trabajar.

La empleabilidad

La empleabilidad

El concepto empleabilidad no es de uso común para la mayoría de nosotros, aunque estoy convencido que debería serlo, porqué en el fondo, es lo que determina nuestro valor en el mercado laboral.

El origen de esta en la palabra es employability, en la cual se combinan dos términos: employ, que significa empleo, y hability, que se traduce como habilidad.

Así que, se puede decir que, la empleabilidad es el conjunto de habilidades y competencias necesarias para conseguir, conservar y desarrollarse en un empleo determinado.

Existe de 2 tipos:

  • Empleabilidad interna: determina el nivel de competitividad de un trabajador dentro de la empresa
  • Empleabilidad externa: determina el nivel de competitividad de un trabajador en el entorno del mercado laboral.

Y la gran pregunta:

¿Estás haciendo todo lo posible para que de aquí a 5 o 10 años puedas tener, si no las mismas…más opciones a nivel laboral?

¿Qué puedes hacer para aumentar tu empleabilidad?

  • Tener disposición y ganas de aprender. Si has terminado de estudiar con 25 años, como mínimo te quedan 40 de vida laboral. ¿Estás seguro que ya tienes suficiente formación para el resto de tu vida? Quizás no debas matricularte en una institución de educación formal, pero ya sea dentro de las oportunidades que genere tu lugar de trabajo o mediante las múltiples opciones, que se pueden encontrar en internet, es importante que te mantengas activo tu nivel de aprendizaje.
  • Estamos en un entorno laboral que evoluciona muy rápido, debemos poder adaptarnos fácilmente a los cambios y para ello, necesitamos ejercitar nuestra flexibilidad mental. Esto quiere decir, que necesitamos practicar de manera continua la exploración de ideas y diferentes maneras de trabajar.
  • La empatía es la clave en las relaciones laborales. Ponernos en el lugar de los demás para poder comprender mejor sus necesidades y sentimientos, nos permitirá comunicarnos mejor y obtener mejores resultados.
  • Sólo, no se llega muy lejos. El trabajo en equipo es el resultado de un esfuerzo individual para coordinar y complementar el trabajo personal con el trabajo de otras personas. Esto implica tener disposición y proactividad de hacer equipo, no solo con personas diferentes a nosotros mismos sino que en muchos casos también están físicamente distantes y hacemos equipo comunicándonos con ellas por teléfono o por medios digitales.
  • El esfuerzo en tu día a día, es tu mayor valor añadido. El profesional que más se distingue para cualquier empleador, es el que se esfuerza en dar lo mejor de sí como individuo, para lograr el mejor resultado como equipo.
  • El uso de herramientas digitales es el presente y futuro. Debemos acercarnos al concepto de “nativos digitales”. Nos guste o no, el entorno digital y las redes sociales han llegado para quedarse.

Únete a la comunidad Empreserio

Únete a otros 4.193 seguidores. Únete a la comunidad Empreserio

Maneras de seguir a Empreserio :

Des del blog entrando tu correo electrónico https://empreserio.wordpress.com/

Des de Facebook https://www.facebook.com/empreserio

Des de twiter ( NUEVO )  https://twitter.com/empreserio

Con las publicaciones (post) se intenta hacer llegar temas actuales de economía, empresa y finanzas de una manera rápida, sencilla y clara. Espero humildemente, que sirva para recordar / revisar conceptos ya conocidos o quizás, poder mostrar alguna idea que os sea nueva.