La reputación online

La reputación online

La reputación online, también denominada OnLine Reputation Management (ORM), es la imagen y el nivel de prestigio sobre una empresa o marca en internet. El problema es que no está completamente bajo el control de esta organización, ya que todos los usuarios de internet pueden contribuir a fabricarla aportando sus comentarios y opiniones.

Para entenderlo mejor, podemos considerar que la reputación online es la suma de dos aspectos complementarios:

  • Los factores internos, esto es, la información que la propia persona o empresa comparte sobre sí misma y las acciones online que lleva a cabo a lo largo del tiempo.
  • Los factores externos, es decir, toda la información que aportan otros usuarios, visitantes o consumidores.

Del mismo modo que un comentario positivo puede encumbrar tu marca, un comentario negativo o desafortunado puede perjudicarla seriamente a medio/largo plazo. Es el poder de las redes sociales.

Aunque algunos podrían decir que es mejor no tener ninguna reputación en línea, la realidad es que contar con una mala reputación o no tener una en absoluto puede ser igual de perjudicial.

Los estudios lo confirman: el 74% de los consumidores realiza una búsqueda en Google antes de comprar un producto o servicio. El 90% de los consumidores también confía en sus amigos, un 78% revisa las reseñas de usuarios desconocidos de Internet y, un 16% revisa la publicidad de marca.

Más del 60% de los consumidores, afirman que se alejan de una marca si encuentran mayoría de comentarios negativos, mientras que un 15% aproximadamente, desconfía si no encuentra reseñas o rastro de los compradores.

Hay tres elementos para comprobar la reputación online:

  • Monitorizar la reputación online de tu marca en las redes sociales con herramientas como Social Mention o Buzzmonitor
  • Realizar búsquedas en los motores de búsqueda por nombre de marca (o perfil profesional), por productos o tipo de servicios para saber qué se dice de tu negocio en Internet.
  • Analizar las opiniones que se generan en torno a tus contenidos web mejor posicionados o con más volumen de tráfico, lo que puedes identificar mediante los informes de Search Console de Google.

¿Cómo mejorar la reputación online?

  • La inmensa mayoría de los problemas de reputación online se pueden resolver con una respuesta a tiempo que solucione el problema del usuario.
  • Añade testimonios y comentarios. Ver a otras personas opinando positivamente sobre algo da mucha confianza. Seguro que si has comprado online te has fijado en lo que han puesto otros compradores sobre el producto.
  • Sé accesible y cercano. Ya pasaron los tiempos en los que las marcas podían vivir en un pedestal. Ahora, internet ha igualado el terreno y se busca una relación mucho más “de tú a tú”.
  • Uno de los secretos de la inteligencia emocional es comprender que casi todo el mundo cree tener razón… desde su punto de vista. Y esto se aplica también a los usuarios que se quejan de tu marca en internet
  • Cuida las formas. La historia de la reputación online está plagada de crisis causadas por community managers impertinentes, graciosillos, que se confundieron de cuenta o que sencillamente tenían un mal día.

La reputación online contempla un último condicionamiento que fija la atención de los expertos: el pasado. El rastro negativo en Internet es casi imposible de borrar, ya no tanto por la parte legal como por una mera cuestión técnica. Por lo tanto, vale la pena prevenir.

¿Cómo mejorar la imagen corporativa de una empresa?

¿Cómo mejorar la imagen corporativa de una empresa?

La imagen corporativa de una empresa es la imagen que el público tiene de esa entidad. Por un lado, son las ideas, sensaciones y prejuicios que tenemos antes de conocer los servicios o productos de una marca. Por otro: las experiencias y juicios que adquirimos después de conocerlos.

Una imagen corporativa bien construida y trabajada coherentemente, aporta beneficios como, por ejemplo:

  1. Promueve la identificación del cliente con los productos o servicios
  2. Aumenta y fortalece el valor de la marca.
  3. Ayuda a crear alianzas o colaboraciones.
  4. Brinda credibilidad.
  5. Atrae al talento, a profesionales quieran trabajar para la marca.
  6. Es un valor diferencial frente a los competidores.

Consejos para mejorar la imagen corporativa

  1. Protege tu nombre. Es recomendable que adquieras los dominios (.com, .es, .net, .cat…) el que tu cliente potencial use más a menudo y que el resto lo redirijas a tu dominio principal.
  2. Es necesario que vigiles la experiencia que los clientes tienen con tu negocio. Con encuestas de satisfacción, entrevistas, revisando estadísticas… Es importante ser agradecido, interactuar con el cliente y actuar en consecuencia de quejas, criticas y problemas.
  3. Es importante demostrar que puedes ser un líder de opinión en tu sector. Crea contenidos que estén al margen de la venta: blog, ebooks, guías, etc. No vendas, sólo informa, se útil.
  4. Publicita tu marca. Destaca las virtudes y valores de tu empresa, en campañas de internet.
  5. Invierte en posicionamiento. Lo cierto es que, si no estás en los primeros resultados de una búsqueda de Google, no existes.
  6. Usa las redes sociales para potenciar la imagen de marca en internet. Las redes sociales significan eso, ser sociable. Crear perfiles corporativos tiene una doble funcionalidad: sirve para demostrar al público que existes y te mantienes al día; y es un excelente canal de contacto bilateral con tus clientes, conocer sus opiniones y sus problemas. Las publicaciones en redes sociales ayudan a los clientes a recordar tu presencia.
  7. Diseña una web ‘amigable’. Cuida el diseño de tu portal web, considera tu página como un local, la tienda física donde recibes a tus clientes, los atiendes, muestras tus productos y efectúas tus ventas. Procura desarrollar un sitio web de fácil acceso, intuitivo y atractivo.
  8. Mantener la coherencia en todas las comunicaciones. En redes sociales, emails, blogs o youtube, es fundamental mantener el mismo estilo en las comunicaciones, tanto en la forma como en el fondo, pues es lo que nos ayudará a definir lo que percibe nuestro público objetivo.
  9. Cuenta historias. Una buena historia genera emociones y se retienen en la memoria. Los profesionales del marketing persiguen encontrar buenas historias para las campañas. Se debe contar no sólo con la historia de la propia marca, sino también de los consumidores con el objetivo de que se sientan identificados y comprometidos.
  10. Humaniza tu marca. A los usuarios nos gusta notar que detrás de una marca hay un equipo humano. Puede demostrar que ese es tu caso hablando sobre él, poniéndole cara mediante fotos, felicitando las fechas señaladas…
  11. Eventos locales. Durante todo el año se celebran multitud de eventos de temáticas muy diversas. Solo presta un poco de atención para detectar con antelación aquellas iniciativas que puedan ser interesantes. Participa en eventos que te aporten valores positivos y aprovecha la afluencia de gente para dar más visibilidad a tu marca. O por el contrario, haga su propio evento. Es la ocasión perfecta para conectar con sus clientes.

¿Por qué mi empresa debe estar en redes sociales?

¿Por qué mi empresa debe estar en redes sociales?

Cada vez más las empresas que están presentes en las diferentes redes sociales, pero, todavía hay muchas que se muestran reacias a la hora de dar este salto. Es innegable que cada vez estamos más expuestos a los medios sociales, que no hay día que no invirtamos tiempo en ellos, y que su influencia en nuestras vidas está aumentando. Por eso, cuesta creer que todavía haya personas que piensen que “esto de las redes sociales no sirve para nada”.

Cada empresa debe evaluar su presencia en redes sociales. No está en discusión si deben estar o no, sino de qué manera deben estar, cual red social es la que mejor se adapta a ellos, donde se encuentre su público objetivo para interactuar con ellos y sobre todo, planificar una estrategia adecuada.

Y no vale estar en las redes sociales solo con la única motivación de vender, porque cuando se trabaja con un objetivo tan pequeño, generalmente se empieza por publicar 4 o 5 veces contenido, emerge la desilusión y el perfil queda inactivo. Tampoco vale delegar esta tarea en una persona de la organización sin tiempo, ni recursos, ni formación, porqué difícilmente va a obtener algún resultado, al igual que si hiciese cualquier otra tarea con estos condicionantes.

Además, siendo sinceros, si hoy en día buscas una empresa o una marca y no la encuentras a internet, ¿realmente de inicio ya confiarás en ella?

Volviendo al título ¿Por qué mi empresa debe estar en redes sociales?

  1. Anticipación: Si tu marca es relevante y no está en las redes sociales, lo estará, sólo es cuestión de tiempo. Tus clientes están en las redes sociales, ellos pondrán tu marca en los social media, anticípate y controla el mensaje.
  2. Visibilidad: El crecimiento de usuarios en este medio es exponencial. Se accede desde cualquier lugar. En dispositivos móviles con conexión a Internet, en equipos portátiles, en equipos de escritorio, en casa, en el trabajo. Si no estás, no existes.
  3. Información: En los grupos que se forman en las redes sociales se genera un flujo increíble de información. Canalizarla y recogerla para la mejora continua de la empresa puede resultar un elemento diferencial y una herramienta de marketing muy potente para garantizar un futuro creciente e innovador.
  4. Relevancia: Estar en las redes sociales con una estrategia bien estructurada, con un sitio personalizado, nos dará, además de presencia, relevancia.
  5. Profesionalidad. No sólo se usan para contestar cuestiones de clientes. También sirven para que demuestres lo que tu empresa sabe del mercado en el que se mueve al publicar noticias relacionadas con el sector.
  6. Comunicación: Igualmente este canal nos sirve para comunicar a los usuarios cualquier noticia de la empresa. En una sociedad sensibilizada por temas sociales, medioambientales, etc. Este es un canal ideal para comunicar las actuaciones corporativas en esta línea.
  7. Branding. Al mismo tiempo, es un medio perfecto para mejorar el branding. Para ello, es necesario cuidar todo el contenido que se vuelca: logo, imágenes, tono y redacción…
  8. Prescripción: Las redes sociales son el canal de la prescripción, sirve para que los usuarios nos recomienden en sus círculos familiares, de amistades o profesionales. Hay que aprovechar este entramado de conexiones para crear mensajes atractivos que se difundan exponencialmente.
  9. Atención al cliente. Permite a los usuarios plantear sus dudas, solicitar información, o incluso exponer nuevas sugerencias, aunque también hay usuarios que utilizan las redes sociales para expresar sus quejas. Esto último, aunque a priori sea negativo, no siempre es perjudicial, ya que muchas veces una queja o comentario negativo bien gestionados y solucionados a tiempo, pueden jugar en nuestro favor mejorando nuestra imagen o incluso incentivando el deseo de compra.
  10. Segmentación. La publicidad a través de las redes sociales es otra de las ventajas a tener en cuenta. En comparación con los medios de publicidad tradicionales tiene un coste muy bajo y su alcance es muy amplio. Además, te permite segmentar a tu público con gran rigurosidad, transmitiendo tu mensaje a un público muy acotado, y aumentando así la  probabilidad de ofrecer la publicidad a las personas que realmente puedan estar interesados en tu marca.
  11. Promociones y concursos. Una amplia gama de apps te facilitarán interactuar con tus clientes creando promociones y concursos para ellos fidelizándoles de alguna manera.
  12. Viralización. El poder de viralización de las redes sociales es enorme. Aprovéchalo para promocionar tu empresa ante cliente potenciales.
  13. Y básicamente… ¿quieres ser el último en entrar?

¿Qué es el networking?

¿Qué es el networking?

El concepto de networking se basa en el establecimiento de una red profesional de contactos, que permite darnos a conocer, tanto a nivel personal como de empresa. También nos ayudará a conseguir posibles inversores o colaboradores. Es una de las prácticas más frecuentes dentro del ámbito empresarial y entre los emprendedores. Por lo tanto, una definición de networking sería la capacidad de crear una red de contactos con el propósito de generar oportunidades laborales o de negocio.

Rara es la jornada, conferencia o feria que no reserve un espacio para facilitarlo entre los asistentes. Estos encuentros, que suelen fijarse aprovechando el café a media mañana o al final de la jornada de un evento que atrae a profesionales relevantes del sector,  se convierten en momentos de gran valor donde contactar con personas a las que unen intereses comunes.

¿Para qué sirve el networking?

Algunos de los beneficios derivados de esta práctica serian:

  • Conocer clientes potenciales: disponer de los suficientes contactos implicará que muchos de ellos puedan recomendar los servicios de un usuario concreto para un cliente determinado.
  • Aumentar la visibilidad de la empresa: al participar en estos eventos la marca se da a conocer en el mercado.
  • Conocer nuevos proveedores o compañías colaboradoras: se incrementan las posibilidades de conseguir aliados que ayuden a mejorar los servicios o productos.
  • Aumentar ventas: disponer de una mayor red de contactos contribuirá a tener más posibilidades de mejorar los resultados.
  • Conseguir experiencia: un mayor número de contactos también ayudará a disponer de más conocimientos y recursos.

Para hacer un encuentro que un evento de networking sea efectivo  a nivel profesional lo más importante es tener una actitud abierta y participativa que permita tanto expresar ideas y opiniones, como aceptar los puntos de vista de los demás profesionales con amabilidad y empatía. 

Para terminar, te voy a dejar con unos consejos para sacarle el máximo rendimiento a esta práctica

  • Busca el evento más adecuado. Las redes sociales pueden ser una forma rápida de encontrarlos.
  • Investiga previamente el evento. Mira quien participa en el evento (ponentes, presentadores…) para identificarlos fácilmente al llegar. También hay que investigar previamente sobre ellos en Internet, ya sea leyendo sus blogs o sus perfiles en redes sociales.
  • Preséntate a ti y a tu proyecto en menos de 1 minuto, captar la atención en poco tiempo es imprescindible.  
  • Apunta cada contacto que hagas de manera esquemática y que te sirva para recordar quién es cada persona.
  • Actualiza contactos que ya tenías. Acércate y asegúrate de que la persona que conocías continúa en el mismo puesto y aprovecha para retomar conversaciones.
  • Si vas a pedir favores, tienes que estar dispuesto a hacerlos. Dedica tiempo a buscar lazos profesionales y también a escuchar a quienes tengan algo que contarte a ti.
  • Muévete en círculos profesionales nuevos. Aprovecha para salir de tu zona de confort y conoce proyectos semejantes al tuyo pero a los que no prestas atención de manera habitual.
  • Antes de llegar al networking debes tener una lista con la gente a la que quieres contactar. Ellos serán tu prioridad. Organízate y no dejes todo a la improvisación.
  • Lleva tarjetas de visita, es un error gravísimo presentarse a una actividad como esta sin ellas.
  • Analiza la competencia. Al igual que hay que hablar con posibles clientes, también es interesante conocer a otras empresas del sector para ver qué ofrecen y qué están buscando. Así, se conoce cuál es su situación actual (por ejemplo, si buscan empleados porque se quieren expandir) y se puede actuar en consecuencia.
  • Crea conexiones entre terceros. No todos los contactos pueden ser útiles directamente, pero quizá sí su propia red de contactos.
  • Mantener el contacto. El networking no termina con el evento. Hay que seguir en contacto con aquellos que puedan ser interesantes para el negocio: concertar una reunión, invitar a un café…

Véndeme este bolígrafo

Véndeme este bolígrafo

Ya antes dela película el Lobo de Wall Street, esta prueba era popular en las entrevistas de ventas.
En verdad, es una prueba muy compleja, en la que se puede demostrar  como un vendedor o comercial entiende la relación empresa – cliente.

Para esta test se suele utilizar algún objeto de la mesa. El bolígrafo tiene la mayoría de las papeletas, aunque también alterna con la agenda o con el vaso del agua. Al fin y al cabo, poco importa.

Muchas presentaciones de venta consisten en enumerar las características de los productos o servicios. Son una alabanza a las virtudes y excelencias de aquello que se quiere vender. Pero olvidan que hay que cubrir necesidades.
Mejor dicho, delegan en los propios clientes potenciales la tarea de encontrar la relación entre su producto y alguna de sus necesidades.
Se ponen a hablar del producto y esperan a que en algún momento el comprador encuentre que algo de lo que le ha dicho el vendedor lo necesita de verdad.
Lo que se debe hacer para vender es, en primer lugar, buscar cuál es esa necesidad. Es decirle las cosas al cliente en la forma adecuada para que la necesidad oculta aflore y se haga evidente para el futuro comprador. Y sólo cuando el cliente potencial es consciente de su necesidad, debe lanzarse a hablarle del producto y de cómo este va a cubrir la necesidad que acaba de descubrir.

Hay exactamente cuatro habilidades de ventas que se están juzgando:
Cómo recopilar información
Cómo respondes a la información
Cómo entregar información
Y cómo tú pides algo (cierre)

Este sería un dialogo ejemplo de la prueba:

  • Entrevistador: Hazme un favor, vende esta pluma. (Aquí te entrega el bolígrafo)
  • Tú: ¿Cuándo fue la última vez que usó una pluma?
  • Entrevistador: Esta mañana.
  • Tú: ¿Se acuerda de qué clase de bolígrafo es?
  • Entrevistador: No
  • Tú: ¿Recuerda para qué lo usó?
  • Entrevistador: Sí. Firmar algunos nuevos contratos con clientes.
  • Tú: Bueno, yo diría que es el mejor uso de una pluma (un poco de humor nunca viene mal).
  • Tú: ( y tu desarrollo )    ¿No diría que firmar esos nuevos contratos con los clientes es un evento importante para el negocio? Entonces no debería ser tratado como un boli cualquiera. Firmar contractos es un evento importante y memorable.
    Este bolígrafo es para eventos importantes. Esta es la herramienta que utiliza para hacer ofertas. Piense en ello como un símbolo para llevar a su empresa al siguiente nivel. Porque cuando empiezas a utilizar la herramienta adecuada, estás en un estado de ánimo más productivo y comienzas a firmar más contratos con nuevos clientes.  ( Olvídate del producto, habla de ventajas y beneficios. Solo enseña el producto cuando hayas generado deseo, juega con su ansiedad)

    Sólo esta semana he vendido 10 cajas de este modelo de bolígrafo.  Desafortunadamente, esta es mi última unidad hoy (acerca el boli al entrevistador).  Por tanto, le sugiero pruebe.  Si no está contento con él, personalmente volveré la próxima semana para recogerlo. Y no le costará ni un céntimo.

    Las 4 habilidades quedan demostradas
    Averigüe cómo utilizaron por última vez una pluma (información de la reunión)
    Haga hincapié en la importancia de la actividad en la que utilizó por última vez un bolígrafo (responder a la información)
    Venda algo más grande que una pluma, como un estado de ánimo (entregar información)
    Pida la compra (cierre)

    Crear la necesidad, recordar la experiencia del usuario, dar valor añadido al producto y saber cerrar la venta, garantiza el éxito  en cualquier proceso comercial.

    Otros ejemplos
    a) prueba con un bolígrafo ( otra táctica ): Vosotros sabéis que en una empresa de vuestra categoría la imagen es importante. En los negocios hay que cuidar todos los detalles. ¿Cuantas veces observan el objeto que lleváis entre las manos? Nuestros bolígrafos representan la imagen, calidad y diseño que demandan los clientes más exigentes…
    b) prueba con una agenda: La organización constituye uno de los pilares del éxito. Estar organizado requiere una planificación acertada y de eso vosotros conocéis bastante; pero también de unas herramientas que lo hagan posible de una manera agradable. En un entorno de ordenadores y móviles, la diferencia y toque de distinción está en esta magnífica agenda. Han sido estudiados todos sus apartados para favorecer cómodamente …
    c) prueba con un vaso: ¿Importa solo el contenido? Envolveríamos un diamante en un papel de periódico. No. El cristal limpio, bien soplado y transparente de este vaso permitirá degustar: desde los mejores vinos de la tierra hasta un agua de manantial bien fresca. Su calidad y forma está perfectamente estudiada para…

¿Cómo me puede ayudar el Storytelling?

¿Cómo me puede ayudar el Storytelling?

No es un invento nuevo. El storytelling siempre ha sido una técnica muy utilizada en el marketing tradicional
Hoy en día estamos sometidos a muchos estímulos de marqueting y para enganchar, hace falta conseguir una conexión emocial. Para esto, el storytelling, es la mejor herramienta.

¿cómo se hace Storytelling?

Necesitamos crear una historia que se base en un tema importante, como los universales, es decir, la vida y la muerte, la verdad y la mentira o amor y odio, dicotomías que se dan a diario en la vida.

Además, necesitamos que estos temas estén plasmados y reforzados con hechos que nos hayan marcado en algún momento de nuestra vida, por tanto, deben ser historias ocurridas en algún momento concreto e importante de nuestra existencia, como la niñez.

Es fundamental que tenga una estructura bien definida, con un comienzo, un desarrollo y un final, una historia coherente, que tenga tintes de realidad, que sea creíble 100%.

Esta realidad debe estar protagonizada por un personaje que sea el que el cliente identifique con él mismo y al que acompañe un compañero de aventuras con el que podamos identificarnos de igual modo.

La historia que queramos transmitir debe ser fácil de recordar, de manera que la podamos  y queramos compartir con otras personas, además de reflejar la personalidad o el concepto fundamental, el valor diferenciador de la marca.

La narración debe ser en primera persona, mirando al cliente, acompañándola de gestos.

Tus clientes no compran tu producto o tu servicio. Compran la emoción que les haces sentir y el significado que tiene para ellos tener algo de tu marca.

Y no es algo complicado. Cada negocio tiene una historia, cada organización tiene una visión, cada empresario tiene un sueño y cada producto tiene magia. Todos tenemos una historia.

un ejemplo -> https://www.youtube.com/watch?v=3ap24Pl3__w