Del tema del artículo de hoy, no soy un experto, quizás ni un entendido, pero me esfuerzo para aprender y poder corregir, si los tengo, los malos hábitos que voy a comentar. Mejorar la situación de la mujer el ámbito laboral, debe ser un objetivo común para los dos sexos.

La mujer ha ocupado históricamente en el mundo empresarial un papel secundario, sobretodo se podía ver en los pocos puestos directivos que ocupaban. Esta situación ha evolucionado a lo largo del tiempo, mejorando hasta llegar al momento actual. Sin embargo, el machismo no está erradicado sino que ha encontrado nuevas formas más sutiles de expresarse y esta es, el micromachismo.

Los micromachismos son manifestaciones sutiles, que a menudo nos pasan totalmente inadvertidas, de machismo. Es un machismo subterráneo, que no hace saltar nuestras alarmas la mayor parte de las veces. Muchos de estos comportamientos no suponen intencionalidad, mala voluntad, ni planificación deliberada, pero no por eso, se deben permitir.

Vamos a ver unos ejemplos, para comprobar si nos resultan cuotidianos:
1) La mujer invisible en el taller o el concesionario. También podría ser en una tienda de deportes, de informática o un banco. Cuando se trata de lugares estereotipadamente masculinos, la mujer se hace invisible y el personal se dirige siempre al hombre en las conversaciones.
2) En todos los sitios anteriores, pero sobretodo en los restaurantes, la cuenta es para él. En el ámbito de la restauración también es habitual encontrar que, ante la duda de quién ha pedido la cerveza y quién el refresco, la bebida alcohólica sea para él.
3) Es difícil todavía, ver a un hombre y una mujer, que en el trabajo se lleven bien y fuera sean amigos, sin que haya nada más. Debemos hacer un trabajo importante en cuanto a dejar de sexualizar o romantizar constantemente la relación entre hombres y mujeres.
4) El hombre que esta incómodo y se siente un perdedor porque el sueldo de la novia o mujer es más alto que el suyo.
5) El comentario “Sara es una mujer fuerte”, en el fondo da por hecho, que ser fuerte es un rasgo más masculino. Y se puede aplicar con muchos otros adjetivos.
6) La clásica empresa, por ejemplo de líneas aéreas, donde los trabajadores van uniformados y ellos llevan pantalón y ellas falda, sin opción de elegir.
7) Al entrar en una empresa, confundir a la jefa, con la secretaria. Suponiendo que el que manda debe ser un hombre.

Y ejemplos más genéricos de términos en inglés (que siempre parecen mejor)
8) El mansplaining. Que es cuando un hombre interrumpe a una mujer para explicarle algo de manera condescendiente, por el simple hecho de asumir que él tiene un mejor manejo del tema que se esté tratando sin ningún tipo de prueba, desacreditando a su interlocutora simplemente por su genero.
9) El Moustaching. Que es el acto de llenar los puestos senior de liderazgo con hombres y solamente con hombres.
10) Las “Tareas womenial” (Womenial tasks) que són tareas administrativas o serviciales, realizadas por mujeres, como por ejemplo, servir café o tomar notas en una reunión de trabajo.

Seguro que pensando un poco se te ocurren muchos más malos ejemplos. Solo entre todos y todas podemos acabar con el machismo, siendo un poco conscientes y advirtiendo a quien se les “escapa” algún que otro micromachismo. El primer paso, es desnaturalizar estos comportamientos, reconocer que existen, que están mal y que no se pueden hacer impunemente. Debemos como sociedad estar a la altura. Es muy difícil acabar con los micromachismos si las respuestas que obtiene quien los combate son: “¡Cómo te pones!” o “¡Estás exagerando!”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .