¿Alguien ha visto un atasco en un desplazamiento de una hilera de hormigas?

Ellas viajan sin atascos en su tráfico, de forma fluida y rápida, siguiendo sus propios caminos, que son marcados químicamente. Se ha descubierto que, por muy denso que sea ese tráfico, nunca se altera su velocidad.
Las langostas viajan en enjambres de miles de unidades, pero nunca chocan entre sí.
Las abejas que regresan de su expedición, se detienen en la entrada de la colmena y danzan un baile para informar a todo el resto sobre la localización de las mejores fuentes de néctar. Su danza ayuda a decidir el número exacto de trabajadores necesarios para recoger el néctar de las fuentes detectadas.

¿Y porque nosotros no somos capaces de trabajar así?

La naturaleza es el paradigma de la eficiencia, no desperdicia recursos. Es por ello, que el hombre en la antigüedad, la contemplaba para hallar soluciones a sus problemas y trataba de emularla. Es más, desde hace un par de décadas existe la biomimética, que estudia los modelos naturales y copia sus procesos para resolver problemas en ámbitos como la medicina, arquitectura o ingeniería.
Trabajar en equipo es una experiencia enriquecedora y recomendable en todas las organizaciones, ya que genera un valor añadido irreemplazable en cada uno de los proyectos, pero conseguirlo, es difícil.
Si una persona tarda una hora en realizar una tarea, ¿cuánto tardarían dos? La respuesta matemática sería: “30 minutos”. Pero cuando se trabaja en equipo, los esfuerzos de los miembros se potencian, disminuyendo el tiempo de acción y aumentando la eficacia de los resultados.
Las claves para conseguir la que la unión de trabajadores se convierta en un equipo serian:

  1. Generar confianza. Es importante crear un ambiente donde haya confianza y los participantes del grupo se sientan tranquilos para hablar, expresarse y opinar. Un ambiente que acepte, permita y entienda las diferencias de cada participante y las potencie como una posibilidad para aprender, crecer y mejorar.
  2. Definir de forma clara los objetivos . Un buen entendimiento sobre dónde queréis llegar hará que todos podáis concentrar mejor vuestros esfuerzos y seáis muchísimo más productivos.
  3. Compartir responsabilidades. Aléjate de la mentalidad de “este problema no es mío”, porque a pesar de que todos tenéis responsabilidades diferentes, alcanzar los objetivos y llevar a cabo el proyecto, es tarea y beneficio para todos.
  4. Gestionar los conflictos con eficacia. Cada uno somos de nuestro padre y de nuestra madre. Por eso, resulta inevitable que los choques surjan de vez en cuando. No pasa nada, es natural. Ahora lo que te toca es conseguir que las cosas no se saquen de quicio.
  5. Reconocer los éxitos del equipo. Si habéis conseguido un éxito, compártelo con el grupo y agradéceles su labor. Y si lo consideras adecuado, premia los resultados obtenidos con alguna gratificación. Nada unirá más al grupo ni motivará más para alcanzar los siguientes objetivos.
  6. Fomentar la comunicación. Una de las principales razones para formar un grupo de trabajo está en su potencial para compartir ideas y resolver problemas, por lo que si no existe una buena comunicación, no tendrá demasiado sentido trabajar de esta manera.
  7. Crear empatía. Es fácil criticar o subestimar el trabajo de los demás cuando en realidad no lo conocemos bien o no lo hemos ejecutado.

Por último os dejo con una frase “Llegar juntos es el principio. Mantenerse juntos, es el progreso. Trabajar juntos es el éxito”. Henry Ford

Un comentario en “Trabajar como un insecto

  1. Pingback: O-I BCN comité

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .