Espero sinceramente, que ya hagamos superado la época en que el éxito de un empresario me medía por el coche que utilizaba, los metros cuadrados de su casa de la playa o lo que se gastaba cada día en el restaurante.

Obviamente el factor económico es clave para el desarrollo de una empresa, pero cuando se inicia un proyecto hay sueños, ilusiones, mucha energía, que no solo se puede medir con euros.  La cuenta bancaria, tener clientes de renombre, salir en los medios de comunicación, ¿realmente llena? Un empresario que gane muchos millones pero que no pueda jugar con sus hijos o tomar una cerveza con un amigo, ¿es feliz? ¿Podríamos decir que tiene éxito?

Antes de seguir, “Roma no se hizo en un día” al igual que una empresa, por lo general, no llega a la cima fácilmente.  Para que un proyecto no se coma la felicidad de un empresario deber tener en cuenta como mínimo estos 3 puntos:

  • Tener objetivos alcanzables y medibles. No ser realista conduce a la frustración, al estrés y a las malas decisiones.
  • Analizar las cifras de ventas o facturación en relación con la situación actual de la empresa, de la competencia y del mercado. Recuerda que no eres el único pez en el estanque.
  • Recibir feedback de los clientes y agentes del mercado. Escuchar lo que dicen de ti, te permitirá tener una visión más global de tu proyecto empresarial.

Volviendo al tema, creo que pocas cosas, pueden hacer sentir mejor a un empresario que haber:

  • Inventado algo nuevo. Un nuevo producto o servicio que se venda y de un valor añadido inexistente en el mercado, hasta ese momento.
  • Hecho crecer un negocio de la nada.
  • No haberse rendido en los malos momentos y haber luchado.
  • Creado empleo con unas condiciones dignas, que permitan a los trabajadores tener calidad de vida.
  • Actuado de forma responsable con el medioambiente y la sociedad en general.
  • Pagado impuestos ( no es broma ) con los que se ha realizado inversión pública.
  • Sabido rodearse de profesionales que le hayan hecho la vida más sencilla.
  • Hecho sentir bien a los trabajadores, un elogio del jefe, llega muy lejos.
  • Trabajado en algo que se ama, porqué si no lo sientes, no se llega.
  • Aprendido de los errores y conseguir que el proyecto sea duradero en el tiempo.
  • Sido fiel a tus principios, haberte respetado a ti mismo y hacer lo correcto
  • Sabido mantener un equilibrio de vida, donde lo más importante (salud, familia y amor), siempre haya sido lo más importante.

Si te sientes identificado con alguna de estas frases, ¡felicidades! ¡¡Lo has logrado!! ¡¡Has alcanzado el éxito!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s