Este es un debate casi tan antiguo como el del huevo y la gallina.

En la España pre crisis, las ofertas laborales abundaban, había muchas facilidades para cambiar de lugar de trabajo y los reclutadores procuraban más que encontrar el candidato idóneo, tener a alguien para ocupar el sitio y contratarlo antes que otra empresa.
Cuando el entorno es de alta demanda de trabajadores, los requisitos de habilidades y experiencia, se reducen hasta encontrar a alguien que pueda ocupar con solvencia el cargo.

En la realidad actual, aunque aparezcan algunos brotes verdes, el desempleo está en un nivel muy alto y hay poca demanda de profesionales.
En la situación de 2018 hace falta, volver a demostrar la formación, la experiencia y todo esto, y ya no en soporte papel, sino a través de redes sociales profesionales como Linkedin.
Cuando la cantidad de trabajadores cualificados que buscan un empleo es alta, los que seleccionan personal usan la formación y la experiencia, como las 2 grandes variables para hacer el corte y eliminar candidatos.
Como siempre, los estudios abren muchas puertas, sobretodo porqué a veces, no tener ninguna titulación, las cierra. Contar con un título era la clave para conseguir un buen puesto laboral hace unos años. Hoy en día, la experiencia también tiene un gran peso, y tanto el conocimiento como la experiencia van de la mano. Contar con un título profesional ya no es suficiente para encontrar trabajo, pero ninguna es más importante que la otra, ahora es necesario realizar ambas actividades al mismo tiempo.
Y es que las empresas necesitan personas versátiles, que no sólo manejen un tipo de conocimiento, sino que sean adaptables a las nuevas oportunidades del mercado y que aprendan día a día.
Es por eso que es una necesidad estudiar y trabajar de manera simultánea, para poder competir por un empleo en el futuro.
Tampoco se debe confundir experiencia con años en la empresa. Uno puede tener 18 años de experiencia, o 1 año de experiencia repetido 17 veces. La actitud con la que afrontamos nuestro trabajo y las ganas de aprender, marcan la diferencia.

En resumen, para mí no hay una variable más importante que la otra. Si quieres unos consejos, serían:

  • Sácate un título, de lo que quieras, pero ten un título. Si no puedes, invierte en libros, visita la biblioteca, inscríbete en cursos gratis u online pero, por favor, no limites tu aprendizaje.
  • Si estás estudiando, no corras para terminar, búscate un empleo mientras estudias, te ayudará a entender mejor tu futuro.
  • Mantente actualizado constantemente de las nuevas técnicas que surjan en tu campo profesional
  • Ten iniciativa propia. Demuestra siempre el interés por aprender cosas nuevas, participa en seminarios, foros o talleres de formación o lee un blog como este.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s