En todos los juegos olímpicos hay grandes momentos a recordar. En los de México 68, destacó un hombre llamado Dick Fosbury

Hasta ese momento, todos los saltadores de altura de la historia habían aprendido la técnica de saltar hacia adelante, encogiendo todo lo posible las piernas para superar el listón: los llamados el rodillo ventral, el rodillo occidental o el estilo tijera.

Pero Fosbury pensó que había una forma mucho más efectiva. Así, tomaba carrerilla de forma transversal al objetivo y, poco antes de llegar a él se giraba y saltaba de espaldas. Es lo que se llamó el ‘Fosbury Flop’.

Lo que hoy en día es algo normal, pues todos los deportistas de la disciplina lo hacen así, en aquel momento parecía una locura. Nadie había visto nunca un salto igual, salvo en EE.UU., donde no se compartía la técnica de Fosbury.

Pero, la innovación no es cosa de locos

A veces, se nos puede ocurrir un cambio en el trabajo, que alomejor no es comprendido, compartido…etc Cuando esto suceda… posiblemente estemos innovando

La innovación es un proceso a través del cual las empresas crean valor para los actores relevantes de su negocio a través de la implementación de mejoras continuas en sus productos o servicios, en sus modelos de negocio, en sus procesos, o en su estructura organizacional. Básicamente, la innovación propicia nuevas formas de hacer las cosas.

Que no, nos dé miedo la innovación. ¡Seamos capaces de saltar!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s