Nos encontramos en plena época de cenas de verano de empresa. Este es ese momento donde se deben aparcar los aspectos laborables y donde debe haber la opción de establecer y mejorar las relaciones personales.
Aunque te den la opción, no hay elección. No acudir a este tipo de eventos suele ser más comentado que acudir y meter la pata.

Estos son unos consejos

No llames la atención  de forma negativa:
–    No bebas demasiado
–    No te vistas de forma estridente
–    No bailes cómo si estuvieses en Fama
–    No critiques ni presiones a nadie
–    No te pongas pesado con los selfies
–    No hagas bromas sobre los sueldos ni pidas un aumento
–    Y por favor, sobretodo, no intentes ligar. En nada volverá a ser lunes. Intenta no ser el protagonista del cotilleo.

Ya sabes cómo va:
–    Nadie será puntual, deja los cinco minutos de rigor y no vaya con demasiada hambre
–    Habla sinceramente, interésate, intenta hacer teambuilding
–    Intenta saludar a todo el mundo, hasta los que no veas nunca y saca tu mejor sonrisa
–    Por muy horrible que sea el restaurante y por muy mala que sea la comida, ¡nunca digas nada! No te quejes
–    ¡Ni una palabra sobre el trabajo! Hay muchos más temas de conversación.
–    Decide la hora de tu marcha con cabeza. Una retirada a tiempo es una victoria.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s